INVERSIONES FINANCIERAS

La principal característica de este tipo de inversión es la liquidez. Recomendamos que una parte considerable del patrimonio esté invertida en operaciones financieras porque nos sirve de colchón ante imprevistos o simplemente porque deseemos obtener liquidez de manera inmediata. También consideramos que a largo plazo es una forma fundamental de obtener rentabilidad con un riesgo controlado.

Para nosotros el perfil de riesgo de un cliente lo marcan los años que les quede hasta la retirada. Si le quedan pocos años será un cliente conservador. Si la jubilación está lejos será un cliente más dinámico.

«Los costes importan». Una de nuestras labores es detectar los costes ocultos (muy presentes en este mundo) y ponerlos de manifiesto. Un porcentaje muy elevado de inversiones de este tipo no funcionan porque los beneficios se quedan por el camino (intermediarios).

Nuestras ideas principales se basan en la inversión en «valor» (invertir en las mejores empresas sin distraernos con los vaivenes del mercado a corto plazo) y en procurar que la capitalización compuesta haga su magia.

«la fuerza más poderosa del universo es el interés compuesto» Albert Einstein.

Por último enriquecemos la parte financiera entrando en inversiones descorrelacionadas de los mercados. Se trata de pequeños importes que complementan y estabilizan la inversión general

 

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web Leer más